20 octubre 2007

Nueva sección: El Rincón de los Clásicos: MICHAEL JORDAN

Desde el día de hoy introducimos en nuestro blog una nueva sección dedicada a los mejores deportistas de todos los tiempos. La idea es que cada quince días incluyamos un tema dedicado a un personaje concreto, analizando su historia, su palmarés, fotos, videos y alguna que otra anécdota.

Esperamos que les guste.
El primer deportista de esta sección es el legendario:

MICHAEL JORDAN


El símbolo del deportista perfecto, uno de los iconos más reconocibles del siglo XX, Michael Jeffrey Jordan nació en Brooklyn, Nueva York, un 17 de febrero de 1963. Siendo aún adolescente su familia se trasladó a Carolina del Norte, donde Jordan comenzó a despuntar como jugador de baloncesto, convirtiéndose en el artífice del título universitario (NCAA) de 1982 con la canasta decisiva. Rápidamente se convirtió en la mayor promesa del baloncesto americano, y logró fama internacional ganando la medalla de oro en los JJOO de Los Ángeles 84, superando en la final a España. Sorprendentemente no fue elegido número 1 del “draft” de aquel año, siendo seleccionado por los Chicago Bulls en tercer lugar.
Irrumpió de forma espectacular en la NBA, obteniendo el galardón de “Rookie” del año sin discusión. Al año siguiente una grave lesión le dejó fuera casi toda la temporada, pero fue capaz de regresar para los últimos partidos, y firmar una de las más gloriosas actuaciones nunca vistas.
En el segundo partido de primera ronda de playoffs contra los sagrados Celtics de Boston, aquel muchachito saltarín anotó la friolera de 63 puntos. El gran Larry Bird selló una frase para la Historia “Hoy he visto a Dios disfrazado de jugador de baloncesto”.
De ahí en adelante todo fue mejorar. Consiguió repetidamente el título de máximo anotador (lo ganó 10 veces), llegó a ser elegido mejor defensor del año, fue seleccionado 14 veces para el All-Star, fue 5 veces MVP de la temporada, 6 veces MVP de las finales, ganó 2 medallas de oro olímpicas, se convirtió en el jugador con mejor promedio de puntos de la Historia de la NBA, por delante de Wilt Chamberlain, y ganó tantos honores y reconocimientos que un todo libro se quedaría corto para contarlos.
Sus Chicago Bulls se hicieron mayores a finales de los 80 en las históricas guerras contra los “Bad Boys” de Detroit, y poco después ganaron, gracias a Jordan, nada menos que 6 anillos de campeón (con retirada de Jordan incluida entre los 3 primeros anillos y los 3 últimos). La canasta con la que Jordan ganó su último título en 1998 es la más recordada de la Historia del baloncesto.
Michael Jordan, fue mucho más que el mejor jugador de todos los tiempos. Fue la imagen perfecta de la unión entre deporte, espectáculo y negocio. Nadie volará nunca como él. Larga vida a “Air” Jordan.


Video de sus 10 mejores mates.



Video de 10 canastas increibles.

2 comentarios:

Pepe dijo...

Os envío 3 links de vídeos de Jordan que completan el comentario. Hablan por sí solos

http://es.youtube.com/watch?v=OFxXSXGd4hs
http://es.youtube.com/watch?v=SjBD17AKMPM
http://es.youtube.com/watch?v=-WmNHGA5jh8

palo dijo...

Para los amantes de lo imposible, s recomiendo el supermate de 720 grados
http://es.youtube.com/watch?v=mt001pBcwjM