02 noviembre 2007

Ojito al Tenis, que vienen Curvas

Pepe se animó con un tema diferente. ¿Qué le pasa a Federer? Ayer volvió a perder ante Nalbaldián en el Masters Series de París. Empiezo a barruntar, en plan VAMM, problemas serios con el tenis en un futuro no muy lejano. Datos:
1-Crecientes suspicacias por el tema de las apuestas (derrotas inesperadas de Davydenko,etc), ojito con las sospechas, p.ej. las derrotas de Federer, pq se pueden cargar la credibilidad del tenis
2-Probable salto a la luz de casos de dopaje (ayer se supo q Martina Hingis ha dado positivo por cocaína)
Si la cosa no se ataja a tiempo el tenis puede verse inmerso dentro de poco en una "espiral venenosa", al estilo del ciclismo
Queda avisado...

El del fondo es Federer, prometido!

Más tarde, Luiso comentó: coincido con Pepe que el Tenis podría pasar una crisis futura en el tema relacionado con el dopaje o con las estafas deportivas.
Pero veo dificil que salga todo a la luz, sobre todo pq el dinero circulante en la ATP (con patrocinadores, colaboradores, torneos, ciudades y demás) es muy alto en comparación con el Ciclismo. Y todos sabemos que el vil metal puede tapar muchas bocas. Por lo tanto, y aunque si es probable que se destape algun escándalo como lo de Hingis ayer o la patetica profesionalidad de Davidenko, veo dificil que afecte a este deporte en el corto plazo.

Pepe replicó : todo estallará si se destapa algún caso de dopaje galáctico. Supongo q sabéis en quién estoy pensando.
Creo q el tenis va a sufrir los males del ciclismo (destape del dopaje masivo) y del boxeo (amaños por apuestas). En ambos casos el resultado es el peor para un deporte: pérdida de credibilidad total.

Jota, sin querer parecer demasiado optimista o bien pensado dijo: creo que en el tenis no es tan fácil que se dé el tema del dopaje al nivel de otros deportes. No cabe duda que la exigencia física es altísima, pero el nivel de calidad necesario para imponerse en un torneo, también es altísimo. Los deportes con un componente técnico muy alto deben de ser menos dados al dopaje, pues las carencias físicas se pueden suplir mediante la técnica. ¿Parecer Federer un superatleta? ¿Lo era Sampras?

Además los tenistas de primera élite están muy bien pagados, no sólo por la retribución vía premios, sino por los patrocinadores. Veo muy complicado que tenistas de entre los diez primeros de la ATP pueden formar parte de es juego, aunque Davidenko no es una buena muestra. Su carrera se arruinaría y no sé si les trae a cuenta.

Y Jorge finalizó : No creo que exita un "caso" tenis. Lo que ocurre que todo tiene ciclos, me explico:Después de ganar todo, creo que la mente hay veces que te pasa factura, de todas formas, Federer ha perdido en las finales de los Master Series y contra grandes rivales. Está saliendo una nueva generación de jugadores muy buenos, casos de Rafa y DjokovicEl circuito es exigente y pasa factura.Si uno suma todo esto, creo que es el problema de Federer, que no es tal problema. Ayer el partido fue de lo mejor que se ha podido ver esta temporada. Nabaldian había sido el último en ganar a Roger en ese tipo de pistas y después de una serie de lesiones y problemas está volviendo por sus fueros...no olvideis que es campeón de una Copa Master. No seamos mal pensado, y lo que está ocurriendo es bueno para el tenis.
Davydenko es caso a parte....

2 comentarios:

Pepe dijo...

Hay que investigar el sospechoso fianl de temporada arrasador de Nalbaldián

Manuel dijo...

El tema de las apuestas deportivas es ahora mismo un huevo de Alien incubándose. Da vértigo leer los incrementos en las cifras de volumen de negocio de las casas de apuestas, multiplicadas además por la popularización global del poker y casino online, pero bueno, ese es otro tema. Bwin ahora patrocina al Madrid, Milan...hace cinco años era un pequeño proyecto.

Lo de los amaños por apuestas va a ir a peor, pues no es normal que el resultado de un simple partido de tenis de un jugador que gana menos de 1 millón de € al año pueda mover 200.000 € entre las distintas casas. Ojo, y el secreto no va a estar en las apuestas "a priori", sino en las "Live", es decir, las que se hacen en un momento determinado del partido. ¿Os acordáis del Milan-Liverpool de la final de Champions? Apostar en el descanso por una victoria del Liverpool estaba pagado 60-1. Invertías 100 € y te devolvían 6.000€. Lesiones misteriosas y remontadas históricas van a estar a la orden del día de aquí a tres años. El freno puede estar precisamente en el poder creciente de las casas de apuestas, que convirtiéndose a corto-medio plazo en gigantes económicos que podrán impugnar sin pudor "conductas sospechosas" y vaya usted a Gibrartar o Chipre a denunciarles ante un juez.

Mi opinión sobre el tema del dopaje y los deportes "técnicos" lo dejo para otro día...