20 mayo 2013

Paquetes Atléticos XII


Han sido 14 años de espera, pero ha merecido la pena, el Atlético de Madrid por fin ha conseguido batir a su eterno rival, y ha tenido que ser en un marco incomparable, en la final de la Copa del Rey en el estadio Santiago Bernabéu, conquistando la DÉCIMA.

Ha sido la catarsis final de latertuliadeportiva.com, en la que tras cinco años y medio soportando la soberbia y condescendencia madridista, por fin el rojiblanco, en el primer partido que en estos años se enfrentan los dos equipos disputándose un título, puede gritar Victoria.

Pero como no hay que olvidar de dónde se viene, aquí viene un nuevo capítulo de Paquetes Atléticos.
 



¡Vaya racha de Paquetes Atléticos! Hace tiempo que el motivo no es el descalabro del equipo…, pero ya llegará, tarde o temprano. La temporada 2004/2005 se presentaba esperanzadora tras haber quedado a un gol para clasificarse para la UEFA, parecía que el equipo podría, por fin, volver a Europa. Pero Miguel Ángel Gil Marín no quería dejar mal a su padre y se estrenó contratando al entrenador promesa, César Ferrando, que venía de hacer una brillante temporada con el Albacete Balompié. La temporada volvió a ser otro sube y baja, pero al final quedó más bien abajo, 11º a 34 puntos del Barcelona de Ronaldinho. Lo único salvable de esta temporada fue la defensa, siendo el tercer equipo menos goleado, una defensa que con el tiempo se convertiría en la mujer barbuda hasta la llegada del Cholo.


Para no perder la costumbre de su padre, Gilma, o Caracorner, para los amigos, trajo a unos cuantos paquetes, pero antes tuvo que dar de baja a 21 jugadores de la plantilla del año anterior, sí, 21, entre los que se encontraban paquetes tan ilustres como Javi Moreno, Rodrigo, Pinola, el Pollo Olivera o Santi Denia. Pero Gilma, en el año de las pelis, no defraudó, trajo a uno de los mayores paquetes de los últimos tiempos, una de las últimas perlas que Paco Casal dejó caer en el Vicente Calderón, el Pato Sosa, ese que se cayó el día de su presentación cuando estaba dando unos toques, grandioso!
Quizá se sintiera sólo y para ello le trajeron en enero a Richard Núñez, otro uruguayo de la factoría Paco Casal. Sin embargo, el otro jugador que vino en enero, el danés Gronkjaer, no confundir con el paquete madridista Gravesen, que cumplió con solvencia por su banda.

No podía faltar el fichaje “vividor” de la temporada, el jugador que viene de salirse de su equipo, en este caso el Celta, y termina saliéndose por la noche madrileña, Luccin. Afortunadamente, parece que consiguió dejar la noche y en una de las temporadas siguientes alcanza un rendimiento aceptable.
Su puesto en la noche madrileña lo ocuparía Pablo Ibáñez, que realizó una espléndida primera temporada llegando a ser internacional, pero que tal y como le pasó a su paisano, Santi Denia, la noche madrileña le pasó factura en las temporadas siguientes.

Junto a él jugó Perea, un colombiano veloz que llegaría a convertirse en el jugador extranjero que más veces ha vestido la camiseta del Atlético. Un jugador que temporada tras temporada siempre contaba para todos los entrenadores, a pesar de que a veces no supiera qué hacer con la pelota, lo cual le jugó malas pasadas. En las bandas de esta gran defensa vinieron los laterales, Velasco que venía del Celta, cumpliendo correctamente y Antonio López, que volvía de su cesión al Osasuna donde realizó unas buenas temporadas.

La portería necesitaba un nuevo cancerbero, y se fichó a Leo Franco que venía de realizar unas espléndidas temporadas con el Mallorca. El argentino siempre cumplió.

Este año volvieron al equipo, el feo Colsa, intentando sin éxito reconciliarse con la afición, y Salva Ballesta, que se convertiría en el segundo máximo goleador tras Fernando Torres, tarea fácil en un equipo que sólo marcó 40 goles durante la temporada.

Finalmente, la cantera. No fue una buena temporada para la cantera. Debutaron 5 jugadores y el que más partidos jugó fue el lateral Francisco Molinero, pero no terminó de cuajar en el lateral derecho y temporadas más tarde acabó saliendo al Mallorca.



Otro que no cuajó fue Braulio, que jugó 10 partidos con la elástica rojiblanca, pero que después de unas cuantas cesiones acabó en el Zaragoza y ya se sabe lo que hizo.
Esta temporada también hizo su debut Zahínos, que en la temporada siguiente se encumbraría como un gran paquete de la cantera rojiblanca, junto al portero, el Pichu Cuéllar.





Capítulos Anteriores

Paquetes Atléticos I

Paquetes Atléticos II

Paquetes Atléticos III

Paquetes Atléticos IV

Paquetes Atléticos V

Paquetes Atléticos VI

Paquetes Atléticos VII


1 comentario:

Lumar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.