05 febrero 2008

El Rincón de los Clásicos 6: MUHAMMAD ALÍ

MUHAMMAD ALÍ
“El más grande”. La historia del mejor boxeador de todos los tiempos supera con mucho las fronteras de lo que se considera simplemente como un deportista. Nacido con el nombre de Cassius Clay en 1942 en la ciudad de Louisville, a los 12 años se produjo un hecho que cambiaría su vida y, por extensión, la Historia del deporte mundial. ¿Qué pasó? Le robaron su bicicleta. Al joven Cassius este robo le llenó de impotencia, furia y frustración. Denunció el robo ante un policía, Joe Martín (que también era entrenador de boxeo), que le animó a aprender a pelear.
Pronto, bajo la tutela de Martín, despuntó en las categorías juveniles. Pese a no ser un alumno brillante (más bien al contrario), su progresión en el boxeo le fue abriendo las puertas y terminó graduándose en su escuela.

En 1960 participó en los JJOO de Roma, en la categoría de los pesos ligeros, alzándose con la medalla de oro. En ese momento dio el salto al profesionalismo en los pesos pesados, y comenzó a despachar a todos los rivales que se cruzaban en su camino. Su peculiar técnica estaba acompañada por una insultante prepotencia. Llegaba a tal punto que a veces componía poemas antes de un combate, diciendo en qué asalto había decidido noquear a su contrincante. Su frase más conocida fue aquella de “Soy el más grande”.

En 1964 disputó por fin el título mundial de los pesos pesados ante el mítico y temido Sonny Liston, un boxeador que había triturado a sus rivales por el título de manera despiadada. La pelea parecía desigual a favor de Liston, pero el estilo de Classius Clay, de continuo movimiento alrededor del rival (“Vuelo como una mariposa, pico como una abeja”) desconcertó a Liston, que acabó sorprendentemente derrotado. Poco después Cassius Clay se convirtió al Islam y se cambió el nombre por el de Muhammad Alí. Había nacido una leyenda.

Al año siguiente se celebró la revancha entre Alí y Liston, y la cosa acabó rápido. En el primer asalto Ali encadenó una tremenda serie de golpes que remató con el puñetazo conocido desde entonces como “La mano fantasma” (foto izqda). Liston cayó víctima de un KO tan rápido como brutal (foto derecha).
Alí defendió varias veces con éxito su corona, hasta que rechazó ir como combatiente a Vietnam, debido a sus ideas políticas. Fue incluso condenado a prisión, y sus detractores aprovecharon para “pasarle factura”. No obstante, para la comunidad negra de Estados Unidos era ya todo un símbolo, un ídolo, un mito viviente. Tras estos años de rotundas victorias y problemas políticos, en 1971 otro de los grandes, Joe Frazier, le derrotó a los puntos en Nueva York.
Frazier defendió su corona hasta que se topó con el joven George Foreman, que literalmente lo destrozó en 2 asaltos en 1973. Ali consiguió volver a llegar a ser aspirante, y el choque de trenes estaba servido. El 30 de octubre de 1974 se celebró el combate más famoso de todos los tiempos en la capital de Zaire, Kinshasa. Pese a que el desarrollo del combate pareció favorecer claramente a Foreman, Mohammad Alí conectó una serie de golpes en el octavo asalto que mandó al campeón a la lona (foto izqda). Alí recuperaba “su” corona entre imágenes de histeria colectiva.
Entre 1974 y 1978 defendió de nuevo el título otras 10 veces, hasta que el sorprendente Leon Spinks le ganó a los puntos. Meses después Ali derrotó a Spinks y anunció su retirada. En 1980 volvió para luchar con el nuevo campeón, Larry Holmes, pero perdió por KO tras 11 asaltos.
“El más grande” era ya uno de los mayores mitos de la Historia del deporte, y todo un símbolo para varias generaciones.

By Pepe



INDICE DEL RINCON DE LOS CLASICOS
Michael Jordan
Diego Armando Maradona
Carl Lewis
Miguel Indurain
Pelé

1 comentario:

el gladiador de lucena dijo...

desde siempre me ha gustado el rincon de los clasicos,pero ahora mucho mas desde que he visto el comentario de ali me e quedado de piedra.Es mi rincon el la tertulia que mas me gusta.

posdata:la eurocopa la va a ganar holanda,españa en semis,el atletico en champion,y ya mismo en madrid.¿ke mas puedo pedir?